Musicoterapia

Musicoterapia

La musicoterapia consiste en la aplicación científica del sonido, la música y el movimiento para facilitar la comunicación, promover la expresión individual y favorecer la integración social. A nivel de estimulación temprana, su uso se está extendiendo dentro de los programas educativos para facilitar el aprendizaje en los niños.

Beneficios de la musicoterapia:

A un niño, la musicoterapia le puede ir muy bien para mejorar el aprendizaje, la coordinación, controlar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo, entre otros.

Los efectos que tiene la Musicoterapia en los distintos ámbitos son muchos, pero si nos basamos a los que influyen a un niño, son los siguientes:
– Fisiología: produce cambios en el ritmo cardiaco y respiratorio, así como en la tensión muscular.

– Comunicación: estimula la expresión de los problemas y las inquietudes.

– Afectividad: favorece el desarrollo emocional y afectivo.

– Sensibilidad: agudiza la percepción auditiva y táctil.

– Movimiento: estimula la actividad y mejora la coordinación motriz.

– Sociabilidad: fomenta la interrelación social.

– Educativas: ayuda en la formación, desarrollo personal y superación de dificultades de aprendizaje.

– Psicoterapéuticas: ayuda a resolver problemas psicológicos y a cambiar conductas establecidas.

– Médica: apoyo psicológico y físico (puede reducir el dolor) a pacientes médicos que se enfrentan a situaciones difíciles como la cirugía, enfermedades terminales, cuidados intensivos…

– Psiquiátrica: mejora la autoestima y la capacidad de comunicación de los enfermos.